Llámanos

617 86 43 49

Horario

De Lunes a Jueves de 9:30 a 13:30 y de 16:30 a 20:30 - Viernes de 9:00 a 17.00

Pide Tu Cita

Te Contestamos en 24h

¿A qué edad se debe empezar con la ortodoncia?

ORTODONCIA TEMPRANA

El tratamiento temprano está recomendado para conseguir la mayor cantidad de beneficios para el paciente infantil, tales como un mejor aprovechamiento del potencial de crecimiento, menor necesidad de extracción, tratamientos con aparatología fija (brackets) más cortos con mejores resultados y a largo plazo más estables.

Sin embargo, a pesar de empezar muy pronto con el tratamiento ortodóncico, en la mayoría de ocasiones este no será suficiente, siendo necesaria una segunda fase en la adolescencia de aparatología fija o brackets. Esto es porque el tratamiento temprano no consigue remediar las anomalías del todo pero sí simplifican en gran medida el tratamiento posterior. Por lo tanto, tanto los niños como los padres deben saber que recibirán un tratamiento en dos etapas.

La American Association of Orthodontics (2013) se refiere a ortodoncia interceptiva como el tratamiento para prevenir o disminuir la severidad de la maloclusión (mala mordida).

A continuación mostramos algunos de los indicadores de la necesidad del tratamiento de ortodoncia según la Asociación Americana de Ortodoncistas:

  • Pérdida temprana o muy tardía de dientes de leche
  • Dificultad para masticar
  • Respirador bucal (no puede cerrar los labios)
  • Mordida abierta
  • Mordida profunda
  • Mordida cruzada
  • Hábito de chuparse los dedos
  • Dientes apiñados o en mal posición
  • Dificultad para hablar
  • Maxilares desviados
  • Mandíbula protruída
  • Asimetría o imbalance facial
  • Desgaste de los dientes (bruxismo, aprietan y suenan los dientes)

En este apartado explicaremos qué consecuencias tienen estas anomalías dentales y esqueléticas y por qué es necesario tratarlas precozmente.

Mordida cruzada anterior

En esta situación hay uno o más incisivos inferiores mordiendo por fuera de los dientes superiores, cuando en realidad debe ser al contrario los dientes superiores deben ocluir por fuera de los inferiores.

Esta situación es importante tratarla cuanto antes porque las consecuencias de no hacerlo empeoran con el tiempo:

  • Los dientes superiores empujan los inferiores inclinándolos y haciendo que se queden con menos hueso.
  • Cuando hay dientes cruzados y otros no, la mandíbula se queda encajada y no puede hacer los movimientos correctos de masticación.
  • La articulación temporomandibular (ATM) no está en su posición y esto puede derivar en una patología articular.
  • Se puede estimular el crecimiento mandibular y acabar en prognatismo mandibular o clase III.

Mordida cruzada posterior

Esta aparece cuando uno o más dientes posteriores (molares) inferiores se encuentran mordiendo por fuera de los superiores. Puede ser debido a una respiración oral, uso prolongado de chupete o biberón, habito de chuparse el dedo. Esta malolcusion debe ser tratada de manera precoz cuando está asociada a un desvío lateral de la mandíbula. Este desvío puede provocar un crecimiento asimétrico del cóndilo mandibular y acabar en una asimetría facial. En la edad adulta esto solo puede ser corregido mediante cirugía ortognática.

Mordida abierta

Es aquella situación en la que no hay contacto en oclusión de los dientes anteriores. La mayoría de veces se debe a un mal hábito de la lengua que es la deglución atípica. En lugar de posicionar la lengua en el paladar al deglutir (situación normal), estos niños suelen colocar la lengua entre los incisivos superiores e inferiores creando ese espacio. El hábito de chuparse el dedo también influye bastante.

En este caso lo más importante es identificar el origen de la maloclusión y tratar de corregir los hábitos antes que corregir los dientes.

Dientes impactados

El conjunto de los dientes definitivos o permanentes ocupa un espacio mayor que los dientes de leche. Durante el recambio dental, si no tenemos un crecimiento óseo proporcionado, algún diente puede quedarse atrapado. No conseguirá erupcionar por falta de espacio. En estos casos es importante actuar pronto. Debemos estimular el crecimiento mientras el diente tenga potencial para erupcionar espontáneamente

Clase II esquelética

Aparece cuando el maxilar superior está en una posición más adelantada que la mandíbula. La gran mayoría de las veces se debe a que la mandíbula es demasiado pequeña. La función de la ortodoncia en estos casos es actuar durante el crecimiento para estimular el crecimiento de la mandíbula. Si el paciente ya no se encuentra en la edad del crecimiento, en edad adulta, solo se podrá realizar cirugía ortognática puesto que la mandíbula no va a crecer más.

Clase III esquelética

Esta situación es inversa a la anterior, en este caso la mandíbula está más avanzada que el maxilar. Si el problema es el maxilar superior pequeño o hipoplásico se debe estimular el crecimiento del mismo, siempre y cuando el paciente se encuentre en edad de crecimiento.

Por todos estos motivos es necesario tratar a los niños con ortodoncia de manera precoz para facilitar el tratamiento de aparatología fija posterior y para intentar disminuir al máximo sus problemas dentales.

Articulo escrito por:

Mara García Rocamora

Odontóloga 

NR.Colegiado 03003732

Creditos Foto Niño Portada Jeremiah Lawrence

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.